Convivencia y más
IES CARDENAL HERRERA ORIA

Categorías

Archivos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas del sitio

  • 169 visitas

Me cae mal el profe… por eso no estudio su asignatura

Sing It Back

alphadesigner via Compfight

Son ya muchos años escuchando a alumnos en el instituto argumentar que no estudian una asignatura porque les cae mal su profesor. Este rechazo al profesor provoca un abandono de la asignatura que, en no pocas ocasiones, se convierte en un lastre para sus estudios. Al rechazo inicial de la asignatura, pronto se unen las lagunas y cuando se quiere reaccionar, es demasiado tarde porque las lagunas impiden aprender de nuevo. Es un círculo vicioso más habitual de lo que pensamos.

Analicemos qué ocurre detrás del círculo vicioso descrito. No se trata de que caigas bien o mal a los alumnos, esto es algo subjetivo, es una percepción suya que es difícil de contrastar, máxime cuando a unos les ocurre y a otros no, sino de que ellos no son capaces de encontrar un vínculo emocional con el profesor y, por extensión, con la asignatura. Ante esa falta de vínculo, abandonan, estudian de mala gana (en el mejor de los casos) y suspenden.

¿Qué podemos hacer?

Si eres profesor

Si eres profesor y estás leyendo esto, simplemente revisa tus acciones en clase, tus prejuicios sobre alumnos determinados, a quién llamas la atención y a quién no, además de los motivos que hay para ello. Si conoces a alguien que ha abandonado, habla con él (o ella) para intentar crear ese vínculo emocional. No se trata de que le regales nada, le exijas menos ni nada parecido pero ese acto juega a favor de su motivación. La opción “como no me molesta y no hace nada, me despreocupo de él/ella” creo que es incorrecta porque tu alumno no aprenderá nada, no se apasionará por tu asignatura y puede tener consecuencias graves en sus estudios. Por otra parte, los profesores tenemos que buscar la manera de hacer que el entusiasmo que sentimos por nuestras asignaturas lo sientan nuestros alumnos. Revisa ese aspecto. Si no consigues enganchar emocionalmente a tus alumnos, de nada sirve el argumento sobre la importancia de tu asignatura. Importa cero si tu alumno no quiere estudiarla.

Si eres alumno

Si eres alumno y estás leyendo esto, simplemente revisa tus acciones en clase, tus prejuicios hacia el profesor, tu interés en la asignatura y los motivos que hay en todo ello. Habla con tu profesor con humildad, ofrécele motivos para que confíe en ti, esfuérzate y ponte las pilas. Para ti, esa asignatura es importante, tanto que no merece la pena tirar por la borda un proyecto o una ilusión por ella. Símplemente, cambia el chip y trabaja. Desde hoy mismo, coge el toro por los cuernos y márcate un plan de trabajo realista y creíble. Tu esfuerzo se verá recompensado y te sentirás mejor contigo mismo. Habrás aprendido a superar una dificultad, serás más fuerte.

Para todos

Recomiendo este excelente capítulo de REDES sobre el aprendizaje social y las emociones. Ayuda a entender lo que he escrito más arriba.

¡Siempre digo que somos más que nuestros problemas!

Print Friendly, PDF & Email
Similar posts

Deja un comentario

  • HALLOWNING
  • “Frente a los desastres de la guerra, nuestras propuestas de paz”
    Durante el curso 2016-17, el grupo de profesores de la asignatura de “Valores éticos” de 4º de la ESO participó en el proyecto intercentros  titulado: “Todo está grabado: los desastres de la guerra”. Para elaborar este proyecto, nuestros alumnos aportaron su particular visión de la guerra y sus propuestas de paz. Así, elaboraron poemas de […]