Convivencia y más
IES CARDENAL HERRERA ORIA

Categorías

Archivos

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a 1 suscriptor

Estadísticas del sitio

  • 169 visitas

Clases Particulares

Las últimas semanas he tenido varias conversaciones (en las primeras entrevistas con los padres de mi tutoría) en las que ha aflorado un problema que por otra parte no es nuevo, desde que soy tutora se repite con frecuencia y hace tiempo que lo tengo pendiente en mi libreta roja: las clases particulares.
Si, me he referido a ellas como un problema, y es posible que me gane enemigos con lo que voy a decir. Yo también comencé hace muchos años dando clases particulares y me gustaría que quedase claro mi respeto al trabajo de los que las imparten, la profesionalidad o la preparación de los mismos no es el problema.
clases-particulares
El problema es lo que supone para muchos alumnos (al menos en ESO y Bachillerato) asistir a dichas clases, se repite muchas (¡muchas!) veces la misma situación:
  • El niño/a no va bien en una asignatura.
  • Los padres le mandan a clases particulares.
  • El niño/a empieza a dejar de atender en clase porque “ya se lo explicarán mejor en clases particulares”
  • El profesor explica en clase muchas cosas que no vienen en el libro (formas de trabajar el tema, procedimientos, maneras de presentar… ), que forman parte de su metodología, que quiere que sean tenidas en cuenta y en las que insiste para que “no se olviden”.
  • El alumno prepara en clases particulares los contenidos del libro, realiza todos los ejercicios… eso sí, siempre con bastón: con una mirada que le dice “¡no, eso no ¿no te acuerdas?”! ¡A ver.. repasa bien esto! ¿estás seguro?, y el niño apoyado se lo sabe todo y lo hace todo.
  • El profesor pone un examen en el que quiere que se tenga en cuenta lo que se ha dicho en clase (¿si no para qué sirvo yo? ¡os dejo el libro y ya está!)
  • El niño/a intenta contestar lo que ha aprendido (¡el libro!) en las clases particulares y además ¡sin bastón!
  • El niño/a suspende el examen.
  • Los padres hablan con el profesor particular que les asegura que el niño/a se lo sabía todo . ¡Es imposible que lo haya hecho mal! ¡Se lo pregunté todo, lo repasamos todo!
  • Los padres vienen al colegio convencidos de que se está cometiendo una injusticia con su hijo/a.
  • Los padres en muchos casos no quieren cita con el profesor de la asignatura para ver el examen porque “a ver si encima le va a coger más manía al niño”
  • Insisto en que si no ven lo que ha hecho  su hijo no pueden hablar de injusticia. Insisto en que venga el profesor particular si hace falta. ¡Ni pensarlo! ¡Encima va a pensar el profesor que queremos examinarle! ¡Lo que le faltaba a nuestro hijo/a!
Resumiendo (les digo a los padres): el que dice que el niño está preparado es el profesor particular, el niño al que atiende es al profesor particular, los padres en quien confían es en  el profesor particular, los padres no entienden que lo que pasa a diario en clase es importante para la evaluación que el profesor de la asignatura hace del aprendizaje de  su hijo/a, los padres a quien pagan es al profesor particular, los padres con lo que pagan esperan resultados que no consiguen, el profesor de la asignatura le tiene manía a su hijo. Y yo sólo veo una solución, o que se queden con el profesor particular o que prueben a dejar a su hijo sólo con lo que le ofrecen en el colegio, que asista  a los refuerzos que en muchos casos se dan sin que tengan que pagar nada (¡eso si que no, porque a eso van los que “no pueden”)  y que demuestre atención y esfuerzo en las horas de clase a ver que pasa…
  • En la próxima entrevista volveremos a hablar de lo mismo porque el niño seguirá en clases particulares.
Y que quede claro que  estoy pensando en profesores del colegio que se preparan sus clases, que prescinden de las cadenas del  libro de texto, que ofrecen clases extra de forma voluntaria, a los que les importa más el día a día y la motivación del alumno que el resultado de un examen… sería muy fácil cuestionar lo antes dicho si hablásemos de un mal profesor.
videojuegos300
Y si además tenemos en cuenta que soy de las que abogo por un cambio metodológico y que pienso que toda la ayuda es buena ¿es que a nadie se le ha ocurrido pensar en otro tipo de clases particulares?, (me consta que algunas no son así, pero son las menos), en las que se refuerce su iniciativa, su forma de aprender, en las que se les enfrente a “apañárselas solos”, a ser autónomos, en las que “no se hagan los deberes” sino que se fomente el gusto por la materia y se den herramientas para entenderla mejor. De esta forma el niño/a  entraría con una nueva actitud en el aula, haciendo comentarios sobre sus “descubrimientos”, planteando cuestiones que le surgen del interés despertado…
Pero claro, esta sería una ayuda para niños cuyo problema es  que no han encontrado el gusto por la historia o por las matemáticas (y por eso no atienden, y por eso desconectan y por eso no les va bien) no para los para los padres que no tienen tiempo para atender el problema y pagan a alguien para que se lo solucione.
Me estoy acordando del video “Lo que aprendió Mateo con los videojuegos” (que nos puso Piscitelli en el EBE10 y que tengo insertado en el post correspondiente). ¿Que pasaría si alguien organizase clases particulares para que los niños aprendan, se motiven y se ilusionen jugando? ¿Quién se atreve a probarlo?
Print Friendly, PDF & Email
Similar posts
  • Disciplina: Del Hogar al Instituto Dra. María de los Ángeles Núñez [...]
  • El orden de las cosas El orden de las cosas trata sobre la violencia de género a través de una [...]
  • ¿Cuántas veces le has dado las gracias a tus pa... Ya antes de que nazcamos tenemos a alguien que está con nosotros [...]
  • ¿Qué tal el cole hoy? Mejorar la comunicación familiar: Todos sabemos lo que les cuesta a algunos niñ@s y, sobre todo, a los adolescentes contar qué tal les ha ido el día en la escuela. Si preguntamos “¿Qué tal el cole?” la respuesta no suele ir más allá del “bien” o “puff” o “regular”. Formular preguntas abiertas facilita la comunicación [...]
  • Saber Estudiar Saber estudiar Guía para padres Contenidos Fuentes [...]

2 Comentarios

  1. Diego Abad
    18 febrero, 2014    

    En mi caso nunca e tenido clases particulares, no se muy bien que decir.

  2. LAURA BARROSO LÓPEZ
    18 febrero, 2014    

    que no hay que regañar mucho a los compañeros ni gritar

Deja un comentario

  • HALLOWNING
  • “Frente a los desastres de la guerra, nuestras propuestas de paz”
    Durante el curso 2016-17, el grupo de profesores de la asignatura de “Valores éticos” de 4º de la ESO participó en el proyecto intercentros  titulado: “Todo está grabado: los desastres de la guerra”. Para elaborar este proyecto, nuestros alumnos aportaron su particular visión de la guerra y sus propuestas de paz. Así, elaboraron poemas de […]